El oxicorte es un proceso que auxilia a la soldadura por medio del cual el corte de las piezas metálicas se realiza gracias a la combustión local y un flujo de oxígeno continuo.

Cuando el acero se encuentra en condiciones normales, sufre un proceso de oxidación causado por la cantidad de oxígeno que hay en la atmósfera, si esta oxidación se lleva a cabo a una temperatura con la que se logra la combustión del acero y bajo una atmósfera de oxígeno superior al 88%, dicha oxidación se hace combustible.

Estas condiciones son las que hacen posible el corte con oxicorte del metal, básicamente estamos hablando de que, al calentar bajo condiciones atmosféricas adecuadas, es posible conseguir un quemado poderoso logrando así el oxicorte.

Este tipo de corte es bastante eficiente en aceros de aleación baja y de carbono. Otra situación que hace posible el oxicorte son las propiedades del acero, pues al ser fáciles de fundir a una temperatura inferior a la del metal base, se facilita su tratamiento en este proceso.